Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Noticia

Corporación de Residencias Universitarias, Julio 04 de 2012.

Corporación residencias universitarias, un lugar de paso con ambiente de hogar

Algo más de cinco décadas ofreciendo alojamiento a cerca de 4000 estudiantes en su mayoría de la Universidad Nacional han convertido a la Corporación Residencias Universitarias (CRU), más conocidas como “10 de mayo”, en refugio de la multiculturalidad. 

En los ires y venires de 54 años de historia las residencias universitarias han contado con momentos buenos y no tan buenos, siempre trabajando por conservar el ambiente de hogar para los hijos nómadas, que van y vienen desde diferentes lugares de Colombia con el sueño de ser profesionales. 

De esto está convencido el Papá de esta gran familia y actual director de la Corporación, Luis Fernando Velásquez quien ve a los 350 huéspedes como sus hijos. “Desde que llegué a dirigir el proyecto lo hice con la gran ilusión de hacer que estos chicos que vienen con una alta vulnerabilidad socioeconómica puedan llevar a cabo su proyecto de vida estudiantil, y hacia allá se enfocan todas las estrategias de mi equipo” asegura.

Del total de habitantes de este famoso y antiguo edificio del centro de Bogotá, 250 son estudiantes de la UN quienes actualmente reciben del Programa de Alojamiento de la Dirección de Bienestar un apoyo económico de $112.526 que equivale al 50% del costo de su hospedaje mensual. 

El compromiso de la UN ha ido mucho más allá de otorgar unos apoyos económicos. Con el convencimiento de que las “10 de mayo” deben convertirse en un modelo de residencias universitarias a nivel Latinoamericano, se enfocan esfuerzos para brindar a los residentes acompañamiento de profesionales de la salud, trabajo social y psicología con el fin de garantizar su egreso exitoso de la Universidad.

“Actualmente las residencias universitarias reciben a estudiantes que viajan de provincia y son acogidos en la sede Bogotá a través del Programa de Admisión Especial (Paes). Sin embargo nuestra apuesta actual más importante le apunta a convertirlas en un lugar que congregue también a docentes visitantes y estudiantes extranjeros”, afirma la profesora Lucy Barrera, directora de Bienestar de la Sede Bogotá.
Nido de proyectos
El nuevo enfoque dado a la CRU desde hace algo más de un año, ofrece a los estudiantes espacios de escucha permanente, así como la oportunidad de desarrollar proyectos que les permitan fortalecer su sentido de pertenencia hacia el lugar.

Entre las experiencias más exitosas se encuentra la huerta liderada por Erika Palacios estudiante de Ingeniería Agronómica y madre soltera de dos pequeños. “Estar acá me ha permitido un crecimiento en la parte académica ya que se aplican los conocimientos de la carrera. Contamos con la asesoría de una ingeniera agrónoma que ha orientado el proceso. Esto ha permitido que más personas se unan y quieran realizar sus horas de corresponsabilidad en el proyecto” relata.

Esta apuesta por promover la agricultura urbana que ha llamado la atención de los vecinos del sector interesados en adquirir los productos, cuenta con cultivos de frijol, maíz, zanahoria, apio, cilantro, remolacha, papa, lechuga, caléndula y yerbabuena, así como un espacio físico para el futuro invernadero y para los fertilizantes.

Para fortalecer las prácticas deportivas y culturales y reforzar la academia, José Primo historiador de la UN y ex residente, ahora miembro del equipo administrativo, coordina actividades de integración y talleres para que los integrantes de esta gran familia no vayan sólo a dormir sino también materialicen allí sus ideas.

Para este oriundo de Villanueva-Bolívar, esta nueva orientación suple la necesidad más sentida de los estudiantes de provincia y es la de sentirse escuchados, “cuando llegamos a la universidad nos sentimos solos, necesitamos que alguien esté allí cuando venga la preocupación por la academia o por la falta de dinero”. 

Con el apoyo permanente de la trabajadora social Luz Élida Herrera y un equipo multidisciplinar, el trabajo en las residencias universitarias ha dado un giro de 180 grados, enfocándose en el bienestar integral de cada uno de los residentes. “Nuestra apuesta va mucho más allá de ofrecer un alojamiento, se basa en la responsabilidad social que tenemos con cada uno de estos estudiantes y la que ellos tienen con sus comunidades de origen”, asegura el director Velásquez.

El fortalecimiento y gestión de alianzas con diferentes instituciones públicas y privadas, en especial de la mano de la UN, permitirá trabajar a mediano plazo en la ampliación del comedor comunitario y en reformas locativas de las áreas comunes. Aunado a ello, una propuesta de “Plan padrino” convoca a la comunidad universitaria a patrocinar con ropa, alimentación o costos de alojamiento a los residentes y garantizar el egreso exitoso de la Universidad.
NOTICIAS RELACIONADAS

2021-11-25

Ocho mujeres estudiantes de pregrado representan a la UNAL durante el Encuentro Nacional de Líderes

El pasado jueves 18 de noviembre, la División de

+ Información

2021-10-08

La UNAL participó en el Primer encuentro de liderazgo e iniciativas estudiantiles

El pasado jueves 30 de septiembre, la División de

+ Información

2021-07-22

Un escenario de reflexión de los derechos humanos en el contexto Latinoamericano

El próximo viernes 23 de julio, el Área de

+ Información

2021-06-25

Buscando alternativas de inclusión en el mundo laboral

El pasado jueves 3 de junio el Área de Acompañamiento

+ Información

2021-05-12

La sexualidad desde una óptica diferente

El Área de Acompañamiento Integral de la

+ Información

2021-04-16

¿Sabes cómo darle manejo a tu tristeza?

El próximo viernes 23 de abril, el Área de

+ Información
Síguenos en nuestras redes sociales