Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Noticia

, Mayo 29 de 2014.

Habilidades académicas y sociales, Herramientas para la vida universitaria

Muchos universitarios no retienen lo que leen, algunos cuando deben dirigirse a un auditorio los invade el pánico escénico, y a otros se les dificulta concentrarse para leer o preparar sus exámenes. Estas situaciones son más comunes de lo que se cree y muchos jóvenes viven serios aprietos en sus procesos académicos. Como consecuencia de esta realidad, el Área de Acompañamiento Integral, propuso los Ciclos de formación en habilidades académicas y sociales.

Debido a la alta cifra de estudiantes que buscan ayuda en el Programa de Acompañamiento de Bienestar para fortalecer habilidades básicas para la formación personal y profesional, surgió desde el segundo semestre de 2012, el primer proceso de formación para hablar en público con jóvenes que evidenciaban falencias en su expresión oral.

Posteriormente, a través de la línea de habilidades de aprendizaje, emergió la necesidad de ampliar los procesos de aprendizaje en los que se trabajaran otras destrezas individuales bajo el nombre de “dispositivos básicos de aprendizaje”, constituido por talleres de comprensión lectora, la atención, habilidades para hablar en público, hábitos de estudio y manejo del tiempo.

“Desde el servicio cotidiano que ofrece el programa a la comunidad estudiantil, se evidenció la necesidad de fortalecer la atención individual que realizan las fonoaudiólogas, psicólogas y trabajadores sociales, en un proceso de formación grupal por competencias con un periodo de tiempo más largo, para garantizar el fortalecimiento de esas habilidades. Explica María Angélica Casadiego, Coordinadora del Programa.

Proceso que es ejecutado a través de ejercicios prácticos que duran entre cuatro y siete sesiones, durante las cuales, el participante pasa por diferentes etapas que buscan la mitigación de esas dificultades que le impiden realizar el proceso de preparación como profesional de manera satisfactoria.

“Hay una necesidad muy grande de desarrollo de esas habilidades que en teoría la universidad no debería estar haciendo. La distancia entre la educación media y superior es tan amplia, que hay dificultades que en la educación básica se pasan por alto y cuando se llega a la universidad, si se lee y no se comprende, van a haber problemas de aprendizaje” complementa Casadiego.

Procesos formativos satisfactorios

Después de dos años y más de 300 estudiantes que han pasado por los talleres, la evaluación es más que satisfactoria, tanto para los profesionales como para quienes voluntariamente buscan el apoyo de Bienestar.

Los procesos están formulados a través de etapas que van permitiendo al estudiante avanzar de manera rápida y notar los logros. En el caso de los talleres de manejo del tiempo, hábitos, y técnicas de estudio los asistentes aprenden la importancia de planear sus actividades cotidianas.

“Muchos chicos que tienen dificultades cuando inician el trabajo en grupo les ayuda mucho saber que hay más personas con la misma dificultad y compartir con ellas. Por otra parte, algunos creen por ejemplo, que no pueden dejar de ser distraídos, sin embargo desde el lenguaje en positivo se les invita a dejar el negativismo y pensar en fortificar ese aspecto en el que están fallando”. Enfatiza Vanesa Amarillo, profesional del programa.

Desde la parte de la comprensión lectora, el curso se orienta hacia el desarrollo de métodos y estrategias para la lectura comprensiva, por medio de la generación de esquemas y mapas mentales.

“Regularmente los estudiantes no están acostumbrados a utilizar este tipo de herramientas, y cuando asisten al taller comprueban los beneficios que trae su ejecución. En el caso de la lectura, lo más importante no es la rapidez con que se realiza o reducir los tiempos, lo crucial es que sea productiva y otorgue herramientas para producir textos a partir de ella.” Explica Julieth Ramírez, fonoaudióloga.

Con un alto compromiso por parte de los estudiantes, los resultados encontrados hasta la fecha han sido muy productivos a pesar de la corta duración de cada uno de los ciclos.

“Siempre estamos con una lista de espera de estudiantes que quieren hacer parte del proceso, porque la demanda que presentamos es muy alta, por ello debemos priorizar a aquellos chicos con más vulnerabilidad académica y que son identificados incluso desde la misma consulta individual,” concluye Casadiego.

NOTICIAS RELACIONADAS

2021-11-25

Ocho mujeres estudiantes de pregrado representan a la UNAL durante el Encuentro Nacional de Líderes

El pasado jueves 18 de noviembre, la División de

+ Información

2021-10-08

La UNAL participó en el Primer encuentro de liderazgo e iniciativas estudiantiles

El pasado jueves 30 de septiembre, la División de

+ Información

2021-07-22

Un escenario de reflexión de los derechos humanos en el contexto Latinoamericano

El próximo viernes 23 de julio, el Área de

+ Información

2021-06-25

Buscando alternativas de inclusión en el mundo laboral

El pasado jueves 3 de junio el Área de Acompañamiento

+ Información

2021-05-12

La sexualidad desde una óptica diferente

El Área de Acompañamiento Integral de la

+ Información

2021-04-16

¿Sabes cómo darle manejo a tu tristeza?

El próximo viernes 23 de abril, el Área de

+ Información
Síguenos en nuestras redes sociales